CHA_9197

Una de las especialidades preferidas de nuestros clientes son los paquetitos de cordero al estilo árabe. Como tienen tanto éxito, os voy a contar la receta para que podáis prepararlos en casa.

Ingredientes:

  • 400 gr. de carne de cordero picada
  • 50 cc. de aceite
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 4 cucharadas de ras el hanout
  • 1 paquete de pasta filo
  • 50 mg de mantequilla
  • sal

Para las salsas de acompañamiento

  • 1 yogur griego
  • cilantro
  • 2 tomates maduros
  • 50 cc de aceite de oliva
  • tabasco (al gusto)
  • sal

Antes de contaros la receta os explico que es ras el hanout. Es una mezcla de especias que se utiliza en marruecos y que está compuesta de especias y hierbas (en algunos casos más de 20) y cuya receta varía según la región de marruecos pero que tiene entre sus ingredientes canela, clavo, cardamomo, nuez moscada, jengibre, pimienta negra…etc y que da los platos el característico sabor de la cocina marroqui.  Como conseguir la mezcla en casa es complicado porque normalmente no tenemos todas las especias que se necesitan, podéis encontrarla en Carrefour o en las tiendas on line dedicadas a productos exóticos.

Picar la cebolla y el ajo. En una sarten con aceite pochar la cebolla y el ajo. Seguidamente incorporar la carne de cordero y cocinar durante 5 minutos. Añadimos el concentrado de tomate, las especias, un poco de sal, medio vaso de agua y cocinamos durante 1o minutos.

Seguidamente haremos los rollitos con la pasta filo. Como seguramente sabéis, esta pasta requiere mucho cuidado en su utilización ya que al estar expuesta al aire se seca rápidamente, por lo que si queremos que conserve la elasticidad mientras estamos trabajando con ella, hay que taparla con un trapo húmedo.

Precalentamos el horno a 200 grados y sobre una superficie lisa cojemos una hoja de pasta filo y la doblamos en dos. Seguidamente con un cuchillo cortamos la hoja doblada en tres partes iguales. Tiene que salir tres réctángulos de masa dobles. Ponemos un montocito de carne de cordero en cada uno de ellos y hacemos unos rollitos pequeños con la misma técnica que se usa para envolver los rollitos de primavera.  Una vez enrollados, los pincelamos con la mantequilla derretida en el microondas y los colocamos en una plaza de horno cubierta con papel sulfurizado.

Una vez hechos todos los rollitos los introducimos en el horno durante 15 minutos.

Las salsas: mezclamos el yogur griego con cilantro al gusto. Para la otra salsa picamos el tomate en dados muy pequeños, lo aliñamos con aceite y sal y le echamos tabasco al gusto (depende de lo que os guste el picante)

Ya tenéis los rollitos listos para comer.  Se pueden comer calientes o tibios, están igual de buenos y como entrante para cualquier comida son estupendos.

Anuncios