Lo prometido es deuda, por lo que aquí tenéis la receta del sukiyaki tradicional japones con todos los ingredientes y pasos, además de alguna curiosidad de cada uno de los platos. Os comento que las recetas que voy a incluir en el blog son todo recetas tradicionales, es decir, la comida que se come en las casas a diario y  han sido cedidas por el chef Tatsuo Nishiwaza de la escuela Hattori.

Para empezar, aunque la receta del sukiyaki es muy tradicional, los japonenes no empezaron a comer carne hasta el siglo XVI, ya que fueron los portugueses quienes introdujeron en el país alguno de los animales domésticos que forman parte de la dieta japonesa. Hasta entonces la carne estaba prohibida por su religión.

Ingredientescamara 1044

  • Lomo alto de carne de ternera
  • Cebolletas
  • Azucar
  • Warishita (salsa para sukiyaki)

Para hacer la salsa Warishita

  • 600 ml de sasa de soja
  • 800 ml de sake
  • 600 ml de mirin
  • 100 gr de azucar

Antes de proceder a la elaboración, los ingredientes como el sake y el mirin podéis encontrarlos en varias tiendas on line, pero yo os recomiendo TOKIO YA, que es donde siempre he ido a comprar los productos japoneses y son los más veteranos en la venta de comida japonesa en España.

En una cazuela se calienta el sake y el mirin y se deja evaporar el alcoho. Se añaden el azucar y la salsa de soja.

En una cazuela ancha, se calienta bien una pieza de grasa de carne de ternera. Tengo que decir que la ternera que nos ofrecieron en la demostración era Ternera de Kobe, una exquisitez muy cara y que es difícil de encontrar, pero podéis comprar una buena pieza de ternera o buey que tenga grasa para apoder utilizarla de la misma manera.

A continuación se frien la carne y la cebolleta y se añade azucar. Seguidamente echad la salda Warishita y un huevo batido crudo. Bien, lo del huevo batido crudo sabemos que es complicado y aunque los japonenes están acostumbrados a comerlo así, a nosotros se nos va a hacer duro. Para evitar esto y como deferencia, los chefs trajeron de Japón huevos cocidos en aguas termales que están aproximadamente a 67 gr. de temperatura. Los introducen media hora y el resultado es algo parecido a un huevo pasado por agua, lo podéis ver en la primera foto. Como nosotros no tenemos aguas termales a mano, tenemos dos opciones si no queremos comer el huevo crudo: lo pasamos por agua durante 3 minutos o bien en una cazuela calentamos agua hasta los 65 g. aprox. (no debe pasar de 70 g.) y dejamos que el huevo se haga durante una media hora.  El resultado es el mismo, lo importante es que la yema quede líquida.

Anuncios