Y aquí está la última de las recetas ofrecidas por los chefs japoneses en el Salón de Gourmets. El Oyako Don, consiste en un guiso de carne de pollo, huevo y salsa de soja en dashi (caldo de atún). El secreto para degustar este plato es dejar poco cuajado el huevo,  pero como  he comentado en la receta de SUKIYAKI, tomar el huevo casi crudo no entra dentro de nuestras costumbre y puede darnos algo de reparo, por lo que os recomiendo hagáis lo mismo que os indico en la receta de sukiyaki o dejad que se haga un poco más.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 2 cebolletas
  • 4 huevos

Para la salsa:

  • 140 ml de dashi (caldo de atún)
  • 70 ml de salsa de soja
  • 100 ml de mirin
  • arroz blanco cocido

 

Elaboración:

Lo primero que debemos elaborar es el caldo de atún o dashi. Este es uno de los ingredientes básicos de la cocina japonesa. Su sabor no es dulce ni salado y se dice del caldo que es el sabor llamado umami (el sabor del glutamato monosódico presente en las algas).

Ingredientes:

Alga kombu seca (un cuadrado de unos 10 cm)

40 gr. de virutas de atún o bonito seco

Ya sabéis que podéis encontrar estos productos en las tiendas online de comida japonesa.

Limpiamos el alga con un trapo húmedo y se introduce en un cazo con 700 cc. de agua, dejándola una hora a remojo. Seguidamente la cocemos a fuego medio unos diez minutos, apartándola del fuego antes de que hierva. De esta manera conservará todo su sabor.  Añadimos los 40  gr. de atún seco, lo llevamos a ebullición sin remover y lo retiramos del fuego. Espumamos la superficie con un cucharón (como a cualquier caldo) y lo dejamos reposar hasta que las virutas de pescado desciendan al fondo del cazo. Colamos el líquido y ya tenemos nuestro caldo dashi.

 

Una vez hayamos preparado el caldo, cortamos la carne en tamaños de bocado y la cebolleta en juliana pero no demasiado fina.

En una sarten se ponen todos los ingredientes que componen la salsa y se calientan. Cuando lleguen a ebullición, añadís el pollo, dejamos que se haga en la salsa durante unos 5 minutos y cuando este hecha la carne, añadimos las cebolletas. En este punto, se vierte el huevo batido dibujando un círculo, lo tapamos y dejamos cocer unos minutos para que el huevo se escalfe pero sin hacerse demasiado.