Os dejamos una receta de nuestro CURSO DE COCINA CREATIVA. La pechuga o magret de pato es una carne muy apreciada en gastronomía que no necesita de grandes elaboraciones para sacarle todo su sabor. Una plancha bien caliente y tendreis en pocos minutos un plato muy especial en vuestra mesa.

Ingredientes

  • Magret de pato
  • Sal Maldon
  • Pimienta negra molida
  • Vinagre de módena
  • Miel
  • 2 claras de huevo
  • 200 gramos de azucar
  • 100 gramos de puré de mango
  • 100 ml de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebollino

Para el puré de mango. Pelamos el mango, cortamos el trozos separando el huesto y lo pasamos por la turmix o la batidora que tengamos en casa.

En un cazo ponemos el agua, el azucar y el mango y hacemos un almibar al punto de hilo. Sabemos que el almibar tiene ese punto cuando al tomar entre los dedos (pulgar e índice) un poco del almíbar que estamos cocinando, al querer separarlo se forma un hilo fino. Es importante no removerlo ya que si lo hacemos el azucar cristalizará.

Batimos las claras a punto de nieve y vamos añadiendo el almibar poco a poco sin dejar de batir, hasta que obtengamos un merengue consistente que reservaremos en la nevera.

Pasamos el aceite de oliva virgen y el cebollino con una túrmix para hacer un aceite que nos servirá para el emplatado.

Hacemos unos cortes en forma de rombo a la grasa del magret de pato y lo marcamos en la sartén por la parte de la grasa hasta que tome un color dorado. Una vez marcado, e agregamos un chorro de miel y vinagre de Módena le damos la vuelta y lo doramos durante un minuto por la parte de la carne.

Sacamos el magret, lo cortamos en finas láminas. Pincelamos el plato con una raya de aceite de cebollino colocamos encima las láminas de magret de pato y el merengue de mango.

Que lo disfrutéis.

Receta: Hector Balsera

Anuncios